Plan de conservación del quebrantahuesos en marruecos

 

ACTION PLAN FOR THE CONSERVATION OF THE LAMMERGEIER IN MOROCCO

 

PLAN DE CONSERVACIÓN DEL QUEBRANTAHUESOS EN MARRUECOS

 

El quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) es una de las rapaces más amenazadas del Paleártico occidental. Aunque a finales del siglo XIX, estaba presente en prácticamente todas las sierras circunmediterráneas, desde entonces sus efectivos se han reducido drásticamente en Europa y Norte de África, habiéndose extinguido de la mayor parte de su hábitat original, quedando actualmente la especie aislada en 4 poblaciones europeas (3 originarias, Pirineos, Córcega y Creta y una reintroducida en Los Alpes) y una pequeña población en Marruecos. A estas poblaciones cabría añadir la incipiente población andaluza que cuenta con unos 15-17 ejemplares, fruto de reintroducciones realizadas a partir de 2006.

En el Magreb, la especie ha sufrido un fuerte declive en efectivos y área de distribución durante la segunda mitad del siglo XX, por lo que actualmente la especie está catalogada como “En Peligro Crítico”.

El quebrantahuesos se extinguió del Rift en los años 70, y en los años 90 la especie estaba confinada a las Alto Atlas y Anti-Atlas, con un total de menos de 20 citas. En la Península de Tánger se han observado individuos erráticos y existen citas de individuos en dispersión al norte del Estrecho de Gibraltar, en concreto 9 citas confirmadas entre 1990 y 2004 en la Cordillera Penibética, por lo que las poblaciones del Norte de África y el Sur de Europa estaban conectadas entre sí a través del Estrecho de Gibraltar.

 

En la actualidad sobreviven en Marruecos entre 5 y 6 parejas de Quebrantahuesos, todas ellas situadas en el Alto Atlas, esta exigua población se divide en tres pequeños núcleos reproductores, separados entre sí por cientos de kilómetros. Este distanciamiento entre núcleos reproductores, dificulta la formación de nuevas parejas y la sustitución de individuos provocada por las bajas sufridas en las parejas reproductoras.

La población Marroquí se encuentra en una situación precaria, incapaz de recuperarse por sí sola, aun teniendo suficiente hábitat potencial de calidad disponible. La acusada regresión sufrida por la especie la ha llevado a pasar por una situación llamada “cuello de botella genético“. En este caso, se dice que una población o especie ha sufrido una “situación de cuello de botella” cuando ha experimentado un drástico descenso en el número de sus efectivos en algún momento del pasado, llegando en algunos casos a estar al borde de la extinción. Como consecuencia, los ejemplares de las generaciones posteriores al cuello de botella presentan una escasa variabilidad genética y la antigua proporción de alelos en el conjunto de la población ha cambiado considerablemente. El problema de la endogamia en poblaciones pequeñas se manifiesta después de 2 o 3 generaciones, con peor salud en los pollos. Incluso con un acervo genético limitado, pero suficiente, todavía puede ser que los individuos restantes terminen aislados con los problemas biológicos que esto conlleva.

En definitiva, el Quebrantahuesos en Marruecos se encuentra en una situación muy dramática, presentando unos efectivos poblacionales muy reducidos hasta tal punto que hoy día se encuentra al borde de la extinción, por lo que la supervivencia de la población depende de la puesta en marcha de un “Plan Urgente de Conservación específico”. Su situación puede ser revertida y estamos a tiempo de conservar una especie que ha desaparecido en resto del norte de África, que representa una “reserva genética” de importancia a nivel mundial para la especie que no está representada en los centros de cría y ni en otras poblaciones silvestres presentes en su área de distribución. La conservación y recuperación del Quebrantahuesos en el Alto Atlas Marroquí, es un factor clave para que haya un flujo genético permanente entre las poblaciones del Norte de África y la nueva población reintroducida en Andalucía (Sur de España) y de ahí que conecte con las demás poblaciones del resto de Europa. El enlace entre las poblaciones de ambos continentes existió durante miles de años, y estamos ante una posibilidad inmejorable de volver a conectar ambas poblaciones.

 

OBJETIVO: La finalidad de este Plan de Conservación es evitar la extinción del Quebrantahuesos en el Alto Atlas de Marruecos, para ello hay que averiguar en primer lugar si la situación de la especie sigue empeorando o la tendencia negativa en la que se encuentra se ha estabilizado asegurando su recuperación y conservación a largo plazo, de tal manera que los pequeños núcleos reproductores que conforman esta población lleguen a conectarse entre sí y funcionen como una sola, llevando a la especie a una situación de menor amenaza que la actual.

 

ÁMBITO: Alto Atlas de Marruecos, incluido de forma independiente el Parque Nacional del Toubkal. Deberá cubrir, al menos, toda el área de distribución actual, así como las áreas potencialmente colonizables por la especie a lo largo de todo el Atlas Marroquí, incluyendo igualmente las áreas utilizadas regularmente por las aves jóvenes en sus vuelos dispersivos.

El ámbito de actuación se irá actualizando, pudiendo cambiar si se va modificando la situación poblacional de la especie en base a los resultados de los censos anuales.

Dentro de este ámbito se distinguen las Áreas Críticas (áreas vitales para la supervivencia y recuperación de la especie). Estas tendrán una superficie mínima de 1 km de radio teniendo como punto central el nido o en su caso el punto de alimentación suplementaria (PAS).

 

MÉTODOS: 1) Censo y Seguimiento de la población; 2) Detección y reducción de los factores de mortalidad no natural; 3) Protección, mejora del hábitat y conservación y manejo de la especie; 4) Investigación aplicada; 5) Sensibilización, comunicación, divulgación y educación ambiental.