Estudio de las interacciones entre primates y grandes rapaces. El caso del macaco de berbería y el águila real

 

 

INTERACTIONS BETWEEN PRIMATES AND LARGE BIRDS OF PREY. THE CASE OF BARBARY MACAQUE AND GOLDEN EAGLE.

 

 

INTERACCIONES ENTRE PRIMATES Y GRANDES RAPACES. EL CASO DEL MACACO DE BERBERÍA Y EL ÁGUILA REAL.

 

 

La depredación probablemente ha ejercido una fuerte presión selectiva sobre la evolución de los primates. Esta presión puede haber afectado a su tamaño y la composición del grupo, nicho ecológico, reproductiva y el comportamiento social, el tamaño corporal, y las capacidades cognitivas (van Schaik, 1983; Cheney y Wrangham, 1986; Cords, 1990; Hill y Dunbar, 1998; Stanford, 1998 ; Uster y Zuberbühler, 2001; Zuberbühler y Jenny, 2002; Isbell 2005; Yorzinski JY, 2008). Debido a esta presión de depredación, los primates actualmente exhiben una variedad de comportamientos contra depredadores (Stanford,2002). Los comportamientos anti-depredadores de los primates incluyen defensas vocales y de comportamiento, donde emiten a menudo, llamadas de alarma que pueden transmitir información específica sobre el nivel de peligro asociado con el depredador y el tipo de depredador (Seyfarth et al, 1980;. Pereira y Macedonia, 1991; Zuberbühler, 2000; Manser, 2001; Manser et al. , 2001; Zuberbühler, 2001; Fichtel y Kappeler, 2002; Kirchhof y Hammerschmidt, 2006). Dependiendo del nivel de peligro y el tipo de depredador, pueden huir o aumentar su vigilancia para evitar ser atacado (Cheney y Wrangham, 1986). Debido a que los encuentros con depredadores naturales se observan con poca frecuencia (Isbell, 2005), todavía no se sabe cuántas especies de primates responden a sus depredadores.

 

Una de estas especies cuyos comportamientos anti-depredador no están bien documentados, es el macaco de berbería (Macaca sylvanus) (Mehlman, 1989). El macaco de Berbería es el único primate que sobrevive en el norte de África y la única especie nativa de primates que se reproduce en Europa, también es el único miembro del género Macaca que se pueden encontrar fuera de Asia.

 

El macaco de Berbería, es una especie de hábitos terrestres, por lo que eventualmente, suele formar parte de la dieta de algunos predadores. En condiciones naturales, el leopardo, debió ser un importante depredador del macaco de berbería cuando estas dos especies fueron ampliamente simpátricas, pero hoy día, el leopardo de Berbería (Panthera pardus panthera) se encuentra extinto (Au-Lagnier y Thévenot, 1986). Las grandes águilas posiblemente también eran y son depredadores, ya que los macacos de Berbería responden a la presencia de estas con llamadas de alarma (Mehlman, 1984; Torralvo, 2012), al igual que los perros domésticos, que provocan una similar respuesta, pero con los zorros (Vulpes vulpes) y chacales (Canis aureus) no lo hacen (Menard et al., 1986).

 

Las grandes águilas tropicales, como el águila arpía (Harpia harpyja), el águila coronada africana (Stephanoaetus coronatus) y el águila monera filipina (Pithecophaga jefferyi), se han postulado como depredadores significativos de primates, aunque otras especies de águilas tropicales, los pueden incluir de forma más significativa (Mitani et al, 2001; Fam y Nijman, 2011). Fuera de los trópicos, concretamente en la región Holártica, los casos de depredación sobre primates por parte de grandes aves de presa son anecdóticos, por un lado, las especies de aves de presa con un tamaño y una morfología adecuada para la caza de primates son escasas, y por otro, pocas especies de rapaces viven en simpatría con las pocas especies de primates existentes en estas latitudes.

 

La única especie de ave de presa que vive en simpatría con el macaco de berbería, con un tamaño y una morfología adecuada para la caza de estos primates, es el águila real (Aquila chrysaetos homeyeri).

 

El águila real es una especie exclusiva del hemisferio norte, y la especie del género Aquila más ampliamente distribuida, su área de distribución se extiende desde Europa, Asia y Norte de África hasta América del Norte (Del Hoyo, 1994), reconociéndose 6 subespecies.

 

La amplia distribución del águila real hace que la especie muestre cierto eclecticismo trófico, es una especie generalista en cuanto a los hábitos alimenticios, más de 400 especies de vertebrados se han registrado como presa en la dieta del águila real (Watson, 1997).

 

En ninguno, de los numerosos estudios realizados sobre la ecología trófica del águila real a nivel mundial, se han registrado primates como presa de esta especie. Tan solo hay una cita reciente, en la que se observaron posibles restos de macaco en un nido ocupado de águila real en el Yebel Musa (región de Yebala) (Torralvo, 2012). Además, los macacos responden a la presencia de las águilas reales en el Yebel Musa y otras áreas, donde ambas especies coexisten (Mehlman, 1984; (Menard et al., 1986), prueba que sugiere que las interacciones entre grandes rapaces y el macaco de berbería han sido constantes en el tiempo, dando lugar a la selección evolutiva de un comportamiento anti-depredador.

 

OBJETIVOS: 1) cuantificar el papel del macaco de berbería en la dieta del águila real como medida indirecta del impacto de la interacción; 2) realizar un estudio preliminar del comportamiento de los macacos de berbería ante la presencia del águila real y otras grandes rapaces, en territorios activos e inactivos de águila real, como aproximación directa a los efectos comportamentales de la interacción.

 

ÁMBITO: El proyecto se desarrollará en las áreas montañosas de la península de Tingitana, que incluye los alrededores de la ciudad independiente de Ceuta y las prefecturas marroquíes de Tánger-Arcila, Fahs Anjra, M'Diq-Fnideq y Tetuán.

 

MÉTODOS: 1) censo y seguimiento de las parejas de águila real dentro del área de estudio; 2) se realizará un seguimiento a los grupos de macaco presentes en los territorios activos de águila real durante un tiempo mínimo; 3) instalación de cámaras trampa en los posaderos más frecuentados por las parejas territoriales de águila real; 4) muestreos a pie para colectar restos de presas y egagrópilas en los posaderos más utilizados por las parejas de águila real, así como en la vertical del nido que haya sido ocupado ese año por la pareja.

 

PERIODO:

 

STATUS: En proyecto.

 

 

 

PROYECTO COMPARTIDO CON LA ASOCIACIÓN DE ESTUDIO Y CONSERVACIÓN DE FAUNA

 

 

HARMUSCH